Sin duda el Mundial de Fútbol, las vacaciones, el mercado, las visitas familiares, las tareas de todos los días… se interponen entre tú y el tiempo que puedes regalarte para reflexionar sobre ti y tu forma de relacionarte. 

Pensando en esto, que te pasa y nos pasa a muchos, decidí hacer este A-mar-atón: aquí tendrás los 8 videos previos de Tenemos que hablar, podrás ver los que no has visto y, por qué no, volver a ver los que sientas que te sirven ahora.

Aprovecho para llamar tu atención sobre este fenómeno: ¿Por qué aplazas o evades las acciones y las oportunidades que tienen que ver con tu aprendizaje vital, con el cuidado de tus relaciones, de tu salud física, mental y espiritual?

¿Por qué será que cuidar a los demás y atender los requerimientos del mundo se convierte para ti en prioridad?

Me he dado cuenta de que, para mí, tiene que ver con mi auto-sabotaje y con lo que aprendí que era el amor. En su libro Volver al amor, Marianne Williamson dice:

Nuestro miedo más profundo no es no ser capaces. Nuestro miedo más profundo es ser enormemente poderosos. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que más nos asusta. Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante, atractivo, talentoso, fabuloso? Cuando de hecho, deberíamos preguntarnos: ¿Quién NO soy para no serlo?

Así que por miedo a ser todo lo que puedo ser y a crear la vida y el mundo que quiero, puedo postergar, evadir, minimizar los compromisos con mi propio crecimiento y aprendizaje…

También, porque aprendí que amar era sacrificarse por los otros…  No sé si a ti te pasa algo parecido…

Hoy tienes la oportunidad de regalarte un amoroso encuentro contigo, para verte y comprender, para sanar y aprender… Disfrútala!!!