ESTE PODER CONSOLIDA TUS RELACIONES Y, DE PASO, TE HACE SONREÍR

En el jardín de nuestra Casa Contacto tenemos nuevos inquilinos; una pareja joven que espera sus primeros hijos... Viven en nuestros Papiros, unas plantas de apariencia no muy fuerte, pero ellos (que son los que saben de la fuerza de las ramas) los eligieron como su hogar. Ver a mis inquilinos me ha hecho pensar en que […]
En el jardín de nuestra Casa Contacto tenemos nuevos inquilinos; una pareja joven que espera sus primeros hijos... Viven en nuestros Papiros, unas plantas de apariencia no muy fuerte, pero ellos (que son los que saben de la fuerza de las ramas) los eligieron como su hogar.

Ver a mis inquilinos me ha hecho pensar en que a veces lo que nos sostine en la vida, lo que favorece que generemos belleza y bondad, no suele ser una sola plataforma sólida, sino múltiples relaciones, acciones y experiencias sutiles, aparentemente frágiles si se las observa por separado, pero que, unidas, conforman una red muy poderosa... 

Y eso que consolida nuestras relaciones y, de paso, nos hace sonreír es una de esas poderosas acciones sutiles: la GRATITUD.

Claro, por estos días está en el ambiente... ¿Por qué está en el ambiente si no se trata de una tradición nuestra? ¿Será, acaso, que tenemos un anhelo profundo y colectivo de vivir más en gratitud? 

Bien, hoy en Tenemos que hablar... reflexionaremos sobre el Poder de la Gratitud y te propondré un par de acciones concretas para activar este poder en tu vida y en tus relaciones...