SOLTAR EL CONTROL... SÍ, PERO... ¡¡¿CÓMO?!!