CÓMO ENCONTRAR EL BALANCE

Esta reflexión es en la que estoy. Así que no tengo respuestas ni recetas. Quiero compartir contigo la pregunta y lo que ha significado para mí.  Quizás lo primero es que también me suena a esas indicaciones de "Suelta el control, ámate a ti misma, deja ir lo que debe irse..."; o sea, algo fácil de decir y […]
Esta reflexión es en la que estoy. Así que no tengo respuestas ni recetas. Quiero compartir contigo la pregunta y lo que ha significado para mí. 

Quizás lo primero es que también me suena a esas indicaciones de "Suelta el control, ámate a ti misma, deja ir lo que debe irse..."; o sea, algo fácil de decir y no tan fácil de lograr.

Encontrar el balance ha surgido como una necesidad en este momento de mi vida porque me estoy encontrando con mis límites. Eso significa que aunque hay muchas cosas que quiero generar y lograr para mí y para otros, me doy cuenta de que estoy desequilibrando la balanza en términos del cuidado que yo requiero, del descanso y el juego que necesito.

Durante los últimos 20 años he nutrido mi mente y mi alma, ignorando a mi cuerpo. Que ahora me pasa una notificación con carácter urgente: "Escúchame, cuídame, nútreme con la misma conciencia que a tu mente y a tu alma". Así que estoy escuchándolo y aprendiendo de él para saber cómo necesita ser cuidado y nutrido. 

Me cuesta. Sobre todo aceptarlo. Y siento miedo, el miedo de ser una aprendiz en este territorio. Escribirlo ahora es... difícil. Y lo comparto porque creo que es algo que a todos nos ha pasado o puede pasar. 

Mi relación conmigo misma, mi amorosa relación conmigo, tiene un enorme componente en este cuidado, en este balance. Así que tiene lugar esta reflexión en este espacio en el que aprendemos a crear las relaciones, la vida y el mundo que anhelamos.

Una decisión que he tomado es dejar de hacer Tenemos que hablar semanalmente; a partir de hoy, sólo haré 2 Tenemos que hablar mensuales. Estoy en "Modo: ahorro de energía", por decirlo de alguna manera, y estoy comprometida conmigo, con crear el balance que me permita generar lo que anhelo para mí y para ti y muchos otros sin pasar pon encima de mi propio bienestar.

Mi invitación para ti, hoy, es a observar con amorosa curiosidad cómo estás creando el balance o el des-balance en tu vida. Date cuenta de si tu cuerpo, tu pareja, tu familia... están enviando señales o, incluso, notificaciones urgentes. ¿Las escuchas? Si no, ¿qué temes? Sólo observa con auténtico deseo de saber...

Disfruta de este video y de esta reflexión de Nigel Marsh. Haz clic aquí:
Cómo balancear la vida y el trabajo

Un abrazo,
Carolina.

El video que hoy te invito a ver no es mío, se trata de una interesante propuesta hecha por Meg Jay acerca de lo que nos pasa cuando no nos hacemos cargo de algunas reflexiones y aprendizajes en el momento adecuado. Ella se refiere a los jóvenes que están en la década de los 20, pero creo que su reflexión nos aplica a todos en todas las edades.

Especialmente, hace una pregunta que me parece muy poderosa: ¿Cuándo es el mejor momento para "trabajar" en el matrimonio? La respuesta que da es... dale una mirada.

Cuando yo hablo de prepararse para amar, me refiero, precisamente, a ese trabajo, a la atención a esa relación esencial que necesitamos cuidar y cultivar: la relación con nosotros mismos y con el "Amor"...

El inicio del programa se acerca, date la oportunidad de vivir esta aventura de aprendizaje; créeme que invertir en ti y en tus relaciones es, sin duda, tu mejor inversión.

                           PREPARÁNDOTE PARA AMAR
                                           Descubre y derriba las barreras que te impiden 
                                                          crear las relaciones que anhelas.

                                                                          INSCRÍBETE AHORA

Inscripciones para el Intensivo*:
hasta el 5 de agosto a la media noche.

Inscripciones para el Virtual de 7 semanas: 
hasta el 18 de agosto a la media noche.

Toda la información AQUÍ
*Si te inscribes al Intensivo, accedes sin costo adicional al programa virtual