Clave para encontrar respuestas: hacer la pregunta adecuada a quien puede contestarla

Hay dos preguntas que todos nos hacemos de vez en cuando; sobre todo cuando andamos un poco perdidos...

¿De dónde vienes?
Se supone que todos tenemos clara la respuesta a esta pregunta; se supone... Vamos a imaginar que quizás no y que hoy ves este mensaje y piensas: "Mmm, vale la pena hacerme esta pregunta". Entonces, simplemente mira atrás; elige unas cuantas situaciones significativas (como la introducción en las series de televisión "Previamente, en la vida de..."), obsérvalas con amorosa curiosidad... Y sé consciente de lo que sientes al ver tus "previos".

Pregunta adecuada: ¿Para qué sucedió esto?
Quién puede responder: Tu Guía. 
Esa voz que siempre está ahí, esperándote, para iluminar todo lo que te parece oscuro...
Pregunta adecuada: ¿Qué he aprendido? 
Quién puede responder: Tú

¿Hacia dónde vas?
Esta no es una pregunta por los "objetivos", esta es la pregunta por tu Destino... Así que no sirve hacer "proyecciones" con base en el pasado y en el presente; si lo haces sólo le pondrás límite a lo posible para ti, límites creados desde los alcances de tu percepción.  Quizás necesites un poco de ayuda, quizás necesites de una mirada que tenga mayores alcances que la tuya; que conozca tu Propósito, el papel que sólo tú puedes jugar en este gran entramado humano... Entonces, píde ayuda y escucha: "Ayúdame a ver más allá de mis límites, ayúdame a ver lo que yo no puedo ver... Ayúdame a comprender cuál necesitas que sea mi próximo paso". Espera, escucha, cree. No se trata de adivinar el futuro, se trata de comprender que tu Destino está en tus manos y que no estás solo en este viaje... 

Pregunta adecuada: ¿Cómo puedo ser útil? ¿Qué es necesario que haga?
Quién puede responder: Tu Guía...
 Confía en que su instrucción siempre buscará el mayor bien posible, para ti y para todos.
Pregunta adecuada: ¿Qué necesito aprender?
Quién puede responder: Tú

Ahora es tu turno; recuerda que no hay aprendizaje sin acción.

  1. Hazte las preguntas adecuadas que tú puedes contestar. Escribe las respuestas y comprométete con las acciones que te revelaste.
  2. Haz las preguntas adecuadas a tu Guía. En un lugar en el que puedas estar en silencio, cierra los ojos, toma aire profundamente e imagina que llegas a un espacio bello y seguro para ti. Invita a tu Guía, conversa con él como si se tratara de un amigo que no ves hace años, que te quiere y al que quieres mucho... Después, pregunta.

Deja tu comentario aquí, en verdad me interesa saber de ti y de lo que te pasa; así construimos y extendemos juntos esta amorosa conversación.

Gracias desde mi corazón por leer y por compartir.
Carolina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe, Aprende, Comparte

Conecta comigo

recibe mis publicaciones vía e-mail

© 2020 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS – CAROLINA ALONSO C.

Libros

Escríbeme

Podcast

Suscríbete

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram