Imagen

¿Cuál es la pregunta que te mueve? Esa pregunta que está en tu corazón y que, cada tanto, se escucha más fuerte que todos los ruidos del mundo exterior. Creo que esta pregunta re-aparece con intensidad siempre que nos sentimos ajenas o ajenos a nosotros mismos, viene con esta sensación de extrañarnos.
 
Para mí es como una alarma del GPS, una voz que me dice: “¿Sabes dónde estás y hacia dónde vas?” Entonces paro, porque me doy cuenta de que me perdí. Muchas veces esa alarma tiene forma de enfermedad o de cansancio permanente, otras veces tiene forma de malas decisiones –una tras otra– o de encuentros poco afortunados. Tú sabes cuándo se ha prendido la alarma de tu GPS; también sabes cuándo la has ignorado… La paradoja está en que peleamos con la alarma, en lugar de escuchar sobre qué nos alerta!!
 
Hace un mes mi alarma sonó con fuerza; claro, yo no quería que pasara lo que pasó, pero si he aprendido algo en los últimos años es a no pelear con la alarma… Me sentí triste, cansada, desanimada. Otra vez, como cada tanto, perdida.
 
Entonces la pregunta que me acompaña volvió a surgir: “¿Qué sentido tiene esto?”; esta es mi pregunta. Desde que era niña me he preguntado por el sentido en sus dos opciones: sentido como dirección y sentido como significado. Creo que la vida es un relato, una trama, en la que cada evento y cada personaje juegan un papel esencial en la definición de la dirección y del significado de la historia en general. También creo que la Trama (con T mayúscula) de la existencia requiere que cada uno de nosotros encuentre su sentido y el coraje para vivir de acuerdo con él.  
 
¿Para qué pasó esto? ¿Hacia dónde me quiere mover este acontecimiento? ¿Qué significa? ¿Qué me está mostrando? Claro, me tomó tiempo encontrar las respuestas y un poco más recuperar el entusiasmo; estoy en esas.
 
Quizás a ti, como a mí, te pasa que crees que no tienes con quién compartir esa pregunta. Últimamente me he dado cuenta de que no estoy sola. Somos muchas “extrañas criaturas” en busca de un espacio para indagar en paz, para bajarle el volumen al ruido del mundo y permitirnos escuchar claras y diáfanas las preguntas del alma.
 
Crear este lugar en una parte esencial del sentido de mi trama… Si quieres contribuir a esta construcción, ponte en contacto conmigo.
 
Un abrazo en forma de pregunta…
Carolina.