Es enero, hace poco me mudé a una casa nueva… Ordenar era necesario!! Además, cuando estaba en medio del trasteo, recordé un libro del que me habló una amiga, «La magia del orden»,  en el que la autora nos guía a través de un sencillo método de ordenamiento que tiene por objetivo ayudarnos a sentirnos felices con lo que nos rodea… Compré el libro y lo leí, pero sólo hasta esta primera semana de enero tuve tiempo y energía suficientes para emprender la tarea!!

Siguiendo las recomendaciones de Marie Kondo, comencé con la ropa… Sacarla y ponerla toda sobre la cama, luego tomar cada prenda con las manos y preguntarme si me hace feliz… Si no me hace feliz, agradecerle y ponerla a un lado… Luego, doblar y colgar lo que se queda conmigo porque me hace feliz. Muchos ganchos vacíos y gran cantidad de espacio en los cajones y anaqueles… Al terminar, realmente me sentí liviana y sentí también la abundancia. Sí, aunque quizás tengo ahora la mitad de la ropa que tenía en diciembre; la que ahora tengo me hace feliz…

Sin embargo, lo que más llamó mi atención fue el proceso de conciencia que viví al ordenar mi ropa. Al pensar en qué tipo de ropa me hace feliz, me di cuenta de que todos los cambios que he vivido en los últimos 3 años se reflejan también en la forma como me quiero ver… En lo que me hace sentir cómoda.

En la pila de «regalar» quedaron faldas y vestidos, blusas y pantalones «sueltos»: ropa que comencé a usar cuando me formé como coach y creí que debía tener una imagen más ejecutiva… No era yo, yo no soy una «ejecutiva»… También tenía muchas blusas de un sólo color, y me di cuenta que ahora prefiero las flores, los arabescos, los diseños con mandalas o figuras geométricas… colores, muchos colores. Me encantan lo tenis y ahora hay tan bellos diseños!!, tengo dorados, plateados, negros y rosa brillantes… Prefiero los jeans y los pantalones de telas flexibles (ceñidos mas no apretados), también me gustan los sacos abiertos de distintos diseños más que los abrigos…

En fin, me di cuenta de que esta transformación radical de mi vida me ha puesto en un lugar en el que me siento cómoda y feliz con esta persona que estoy siendo, estoy feliz en mí y conmigo; necesito el color y la luz en todos los espacios de mi vida y… Ya no pienso en la «imagen que debería proyectar», sólo pienso en lo que me hace feliz… 

Ordenar también puede ser una Ceremonia!! Un tipo especial de ceremonia que te ayuda a ver cómo has cambiado y a celebrarlo. 

Si todavía no la has hecho, te invito a realizar la Ceremonia de Fin y Comienzo de Año, para crear lo que anhelas en los próximos 360 días!!

Descarga el audio aquí

Un abrazo, Carolina.

PD: Te regalo el comienzo de Reinventa el Amor…  Haz click sobre la imagen para acceder.

CÓMPRALO AQUÍ

Ordenar… ¿Una práctica que me ayuda a ver cómo he cambiado?

por | Ene 6, 2018 | Conexión con la vida, Conexión contigo | 0 Comentarios