¿Tiene el miedo una función que realmente necesitemos?

Carolina Alonso C.

Ayer estaba conversando con mis alumnos sobre las emociones. Para comprender cómo se va "organizando" nuestra mente y por qué las emociones son las que nos "mueven", vimos el comienzo de la película "Intensamente" (Inside out).

En la película, el Miedo aparece tarde en escena, cuando la niña ya tiene en su mente un inventario de peligros, cuando puede pensar en "el futuro".

Mmmmmm, interesante. ¿Es realmente una emoción primaria? ¿En verdad necesitamos el miedo para protegernos? ¿Qué hace en nosotros? ¿Por qué nos referimos a él con eufemismos como "estrés" o "tensión"?

¿Qué pasaría si, tras una honesta evaluación, le quitáramos esa función de "protector" y lo despidiéramos porque no le encontramos otra función?

Este es el comienzo de una reflexión... Estoy haciéndome la preguntas. Creo que es un tema sobre el cual, sin duda, Tenemos que hablar...

¿Y si pudieras desactivar el miedo? Una reflexión y algunos pasos para recuperar tu poder.

Los pasos:

  1. Cuestiona la "función protectora" que le atribuyes al miedo. Reflexiona sobre lo que el miedo hace en ti, lo que en realidad de permite o te impide hacer.
  2. Cultiva tu presencia aquí y ahora. Así podrás responder efectivamente a lo que pasa, en lugar de paralizarte o gastar tu energía en sistema de defensa o evasión.
  3. Nombra el miedo y las fantasías de posibles amenazas que lo alimentan.

Libros recomendados: Miedo Líquido, Zygmunt Bauman. Amar lo que es, Byron Katie y https://thework.com/sites/espanol/

Espero que esta conversación active y alimente tu curiosidad; esta es la ruta para crear la vida y el mundo que anhelas.

Gracias por compartir. Un abrazo grande,

Carolina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

One comment on “¿Tiene el miedo una función que realmente necesitemos?”

  1. Tal vez sería adecuado distinguir entre: miedo (reconocimiento emocional de que existe un posible riesgo), temor (cuidado o prevención de actuar no adecuadamente ante una situación determinada), y ansiedad (anticipación de riesgos no presentes que paralizan). Así, estarías hablando de lo que la psicología denomina ansiedad como una pauta emocional disfuncional. Pero el miedo ante la percepción de situaciones de riesgo tanto presentes como futuras es necesario para la madurez psicológica y para el desarrollo cultural. Para la madurez psicológica pues nos permite como individuos renunciar a satisfacciones presentes por logros futuros. Y al desarrollo cultural pues nos permite como colectivo construir instituciones de protección social. De su parte el temor como sentimiento de inadecuación o incapacidad de dar u ofrecer la respuesta o acción correcta, es la base de lo "reverencial" (ver libro de kierkegaard "Temor y Temblor"). Por eso, lo "santo" se manifiesta como "tremendus" pues lo "sagrado" produce "temor" de actuar en forma profana o sacrílega al "contaminar" la pureza de lo santo. Un individuo incapaz de sentir temor es también incapaz de sentir reverencia ante lo sagrado; reverencia que implica temblor corporal real y no simbólico... (aunque yo sé que estás cuestiones místicas son muy mal entendidas por nuestra sociedad que ha profanizado todo al olvidar el lugar de lo sagrado).

Recibe, Aprende, Comparte

Conecta comigo

recibe mis publicaciones vía e-mail

© 2020 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS – CAROLINA ALONSO C.

Libros

Escríbeme

Podcast

Suscríbete

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram